domingo, 8 de junio de 2014

La esclavitud en Nogales


            En el libro La Esclavitud en Extremadura, Rocío Periañez, cuando habla del número de esclavos que había en Extremadura , recoge unas apreciaciones sobre el tema que hizo el Historiador Antonio Ponz por 1865. Según él, en el sur de Extremadura “Muchos  de  sus vecinos  son  negros,  y  mulatos  de  los que  se  pasan  de Portugal, y establecidos en esta frontera, se casan, y propagan en ella, y mas adentro de Extremadura; de suerte, que con el tiempo algunos pueblos parecerán  Guinea;  y  de  Guinea,  poco  menos,  me pareció  el mesón  de Barcarrota à vista del mesonero, y su familia”

            Y continúa diciendo: “Al salir de la Albuera se pasa luego un gran monte encinar, parage poco seguro  para  pasageros:  à  la  derecha  están los lugares  de la Parra, Almendral, y Nogales: hay establecidas por todos estos pueblos familias de negros, mulatos, y de otras castas, que se escapan de Portugal”

            En la valoración del trabajo del esclavo, hace alusión a un caso que se dio en Nogales y está recogido en documentos judiciales. Se trata del caso de María Candelaria,  esclava  de don  Diego  de  Guzmán, vecino  de  Fuente  del Maestre.  En  1747, Blas  Garay,  vecino de la  villa  de  Nogales,  se  había casado  con  María  Candelaria  y pretendía  pagar  por  su libertad,  a  lo  cual el amo  se  mostraba reacio.  Una  vez  que  se procedió a realizar la tasación de la mujer para concertar el precio del rescate, don Diego pidió  que  se tuvieran en  cuenta  ciertos  aspectos,  como  que  compró  a  María Candelaria cuando ésta tenía 12 años y 


Descendientes de este Blas Garay solo he encontrado referencia en la contribución de 1852, un siglo después, de un tal Juan Garay que vivía en la calle San Juan y que solo tenía la casa y algo de ganado.

UN POCO DE HISTORIA

             En la práctica, la esclavitud en la España metropolitana desapareció cuando en 1766 un embajador del sultán de Marruecos compró la libertad de los esclavos musulmanes de Barcelona, Sevilla y Cádiz. La abolición legal tuvo lugar en 1837, por las presiones ejercidas por Gran Bretaña y se aplicaba sólo al territorio metropolitano, puesto que la ley excluía a los de ultramar. Tras la guerra de Secesión, Estados Unidos se sumó a Gran Bretaña en sus presiones abolicionistas sobre España. 

              En 1872 el gobierno de Ruiz Zorrilla elaboró un proyecto de ley de abolición de la esclavitud en Puerto Rico. Contra este proyecto se desató una feroz oposición. Para coordinar la acción opositora se crearon en varias ciudades (Madrid, Santander, Cádiz, Barcelona) Círculos Hispano Ultramarinos de ex-residentes de las Antillas y se impulsó también, la constitución en varias ciudades de la “Liga Nacional” antiabolicionista. Instigaron plantes de la nobleza al rey Amadeo de Saboya, conspiraciones, campañas de prensa y manifestaciones callejeras, como la del 11 de diciembre en Madrid, que tuvo como réplica la que organizó en esta ciudad la Sociedad Abolicionista Española el 10 de enero de 1873. Tal crispación se explica, pues se veía en la liberación de los 31.000 esclavos portorriqueños, un temido preámbulo de la liberación de los casi 400.000 esclavos cubanos. 

                        Es por esta época, el 4 de enero de 1873, cuando aparece la noticia en el periódico "La Discusión" haciéndose eco de la gran manifestación habida en Nogales pidiendo la abolición inmediata de la esclavitud:



               La aprobación por parte del Parlamento de la abolición de la esclavitud en Puerto Rico se produjo el 22 de marzo de 1873, un mes después de la abdicación del rey y de haberse votado la proclamación de la Primera República. Siete años más tarde, en 1880, con el conservador Cánovas se aprobó la ley de abolición de la esclavitud en Cuba.


                                                           De Esteban Mira Caballos


No hay comentarios: