martes, 5 de diciembre de 2017

Pluma de ejecución

Letras para Papá


      Con la edad me voy convenciendo de que las mejores herencias no son las que transmiten bienes económicos, sobre todo cuando no los necesitas, si no ese patrimonio intangible que cual preciada trufa va pegada a nuestras raíces.

        Eso ha sido para mí toda esta documentación en la que estoy descubriendo de donde vengo. De entre ella, ha aparecido esta carta de la que, por ahora, no conozco su autor y ni la relación de él con Nogales. 

      Por lo que dice y como lo dice, parece ser alguien de derechas que fue detenido y encarcelado en Valencia, para después ser fusilado por el ejercito de la República en la entonces capital de España. Por lo leído, intuyo que fuera una persona alistada en las fuerzas de la Falange. Y que por su forma de expresarse tenía que haber hecho alguna carrera, incluso la militar.

        Creo que, dejando aparte todo debate sobre ideas, la carta tiene un valor en lo literario. Provoca algún tipo de sentimiento en los que la leen. Saber quién es su autor posiblemente no nos lo vaya a cambiar. Al menos a mí.

Y aquí la tenéis.