lunes, 25 de mayo de 2015

Obispo Ramírez


Retrato de J. Disols. Badajoz 1.886
Aunque quiera huir de sacar aquí a personalidades relacionadas con Nogales que tengan parentesco conmigo, hay veces que me es muy difícil. Y además, creo que tengo derecho a exhibir un cierto grado de vanidad. Es por ello, que hoy traigo a Blogales a un pariente que fue Eminencia en su tiempo, con méritos reconocidos y al que quizás algo le debamos sus "condescendientes" más cercanos. 

Era hermano de mi primera tatarabuela materna Mª Josefa Ramírez Vázquez, quien vivió toda su vida en Salvatierra. Fue mi bisabuelo Fernando Ramírez Ramírez, su hijo, el que ya viudo vino a Nogales para casarse con su cuñada Manuela Bernáldez González, mi bisabuela. Por otra parte, también era primo hermano de mi primer tatarabuelo por parte de padre, José Ramírez Dominguez, natural de Salvatierra, como todos los Ramírez, y que vino a Nogales a casarse con Isabel Martín Galeas, de esta vecindad.

De la página de http://www.amigosdesalvatierra.es/ he sacado las transcripción de su partida de bautismo y lo que reza la placa de la puerta de la casa donde nació. Dicen ellos:

Así consta en el Libro nº 10 al Folio 337 vº de Bautismos de nuestra Parroquia en el asiento correspondiente a su bautismo: “En la Vª  de Salvatª  en seis días del mes de Diciembre de mil ochocº  y siete Yo D Antonio Núñez Cura ppº de la Parrqª del S.S. San Blas  unica de esta villa bautize y puse los Santos Oleos a Fernando Pedro  que nacio en tres del dcho. Hijo legitimo de Juan Ramirez Caro y de Mariana Bazquez Pe.Sto. su legitima muger nats y vecinos de esta fue su madª Maria Bazquez Pe.Sto. a la cual la amoneste el parentº espiritual y demas obligacs qe. dispone en Santo Conº  de Trentº y lo firme.D. Antonio Nuñez. Rbcdo”.

Al margen de esta partida de Bautismo aparece: “Obispo de Badajoz”.
Don Fernando permaneció como pastor de la Diócesis de Badajoz durante un largo período: 1865 a 1890, año en que falleció rigiendo la Diócesis.
Salvatierra de los Barros le recuerda como hijo suyo con el nombramiento de una de sus calles y en la casa donde nació erigió una lápida que nos da cuenta de este gran acontecimiento, cuya fotografía ilustra este comentario. El texto de esta lápida copiado literalmente dice: “EN 3 DE DICIEMBRE DE 1807, NACIÓ EN ESTA CASA EL EXCMO. É ILTMO. SEÑOR D. FERNANDO RAMIREZ Y VAZQUEZ, OBISPO DE ESTA DIÓCESIS, PRELADO DOMESTICO DE SU SANTIDAD Y CABALLERO GRAN CRUZ DE ISABEL LA CATÓLICA”.



D. FERNANDO RAMÍREZ VÁZQUEZ, obispo de Badajoz.
Nació en Salvatierra de los Barros (Badajoz) el 6 de diciembre de 1807. A los doce años ingresaba en el seminario de San Atón de Badajoz, donde fue presbítero el 16 de junio de 1832. Dedicado al ministerio parroquial, fue vicario en la iglesia de la Concepción de Badajoz, y en 1840 cura de la Magdalena de Olivenza, parroquia que obtuvo y de la que fue arcipreste en el concurso celebrado en 1847. Posteriormente se licenció en Teología en Sevilla y en 1853 era elegido canónigo lectoral de Badajoz y profesor del Seminario, tras brillantes oposiciones.
Doce años después, el papa Pio IX lo nombraba obispo de Badajoz. Y el 13 de febrero de 1866 era consagrado en la catedral de Zaragoza por el arzobispo García Gil, antiguo obispo de Badajoz, asistido por el que también lo fue y ahora regía la diócesis de Barcelona, Don Pantaleón Montserrat, y el de Tarazona, Marrodán Rubio.
Su pontificado fue largo, pues gobernó la diócesis veintitrés años y tuvo que afrontar momentos difíciles con la revolución del 68 y la Primera República. Asistió al Concilio Vaticano I, donde tuvo destacadas intervenciones. Iluminó a sus diocesanos con frecuentes cartas pastorales, pero el acontecimiento mayor de su pontificado fue la incorporación a la diócesis de los Prioratos de Llerena y Magacela, que pertenecía a las órdenes militares, concentradas ahora en la nueva diócesis de Ciudad Real, por la Bula “Quo gravius”, que transformó profundamente la fisonomía de la diócesis y cuya aplicación ocasionó al prelado serios disgustos, pues tuvo que apelar a soluciones extremas para evitar el peligro del cisma que se avecinaba. Empleó grandes sumas para ampliar y mejorar el seminario mayor y construyó el menor en Villanueva de la Serena. Falleció en Badajoz el 14 de noviembre de 1890[8].

No hay comentarios: