martes, 4 de febrero de 2014

1.600 El fraile del Cabezo:

GENTE SANTA DE NOGALES

La gente de Nogales hemos sido mucho de Iglesia, unos más que otros, pero mucho. Por eso hoy 2 de abril, día de San Francisco de Paula, os voy a contar la historia de nuestro famoso fraile, Fray Andrés de Nogales. Cuya vida transcurrió de finales del siglo XVI a mediados del XVII (1585-1650). A él hace referencia en uno de los capítulos de su libro Don Manuel Dguez Merino, "Cuarterón" ( Casa de la Cultura).

Todo viene a raíz de una reseña que me mandó Carlos Marín, extraída del libro “Historia eclesiástica de la ciudad y obispado de Badajoz” de Juan Solano Figueroa y Altamirano (1610-1684), clérigo e historiador, y cuya transcripción os dejo a continuación:

NOGALES (1.661)

"30. Su antigua iglesia fue San Juan, que oy es hermita, y la población estuvo en lo llano de su terreno, un tiro de mosquete del castillo. Después pareçió mejorarla para defenderla con el castillo que tiene, hermoso y fuerte, edificado el año mil quatroçientos y çinqüenta y quatro por don Lorenzo Suárez de Figueroa, primer conde de Feria y nieto del maestre fundador de este estado, que çimentó con Nogales, Oliva y Valencia, a que después sus descendientes agregaron las villas que posee. La parroquia, anexa a la de San Pedro de Almendral, está dentro de la muralla del castillo, con título de San Cristóbal, y sus hermitas son los Mártires y Santa Justa y Rufina. Sitio devoto y de recreación, no falta quien diga que vinieron aquí las santas mártires; pero desdiçe de toda buena historia y de la tradición constante de Sevilla. Sesenta veçinos tiene y en su prosperidad tenía çiento. Fue su natural el mui religioso padre fray Andrés de Nogales, de la Orden de San Francisco, de cuias virtudes trata la Crónica de la Provincia de San Miguel, lib.3, cap. 31."

Dice cosas curiosas: 
- Que había 3 ermitas. Nos habla de la de los Mártires, que es ahora de Santa Justa y Rufina. De hecho la calle San Cristobal (que en aquella época casi no existía) se llamó de "los Mártires hasta cerca de la mitad del XIX cuando se le cambió a "calle de la Plaza", y a finales, a "San Cristobal". Durante la II República "Calle de Pablo Iglesias"!!!!! para volver a ser la calle del Santo Patrón y Mártir, que lo es.



- Que el pueblo había venido a menos. Pasó de 100 a 60 vecinos (cabezas de familia), que multiplicándolo por 3,5 personas por familia, nos da 210 habitantes. Figuraos que el caserío, como mucho, llegaba hasta las "Callejinas"... La Ermita estaba totalmente aislada y era mucho más pequeña; intuyo que venía a ser lo que ocupa la parte del altar hasta el arco que lo divide de la zona de bancos. Por lo investigado hasta ahora, la ermita se amplió entre 1860 y 1880, con muchas probabilidades de que fuera en 1873. Para ello se tuvo que recortar la casa que estaba a continuación de la de los Salas Torres. Se trae a las Santas Hermanas, su retablo, pila de agua bendita y quizás su portada, dejando taponada la calle de Santa Justa. Pero ya hablaremos de ella en otra ocasión.

Bueno, que me disperso rápido. Vamos a ver el pelaje de nuestro famoso fraile.

Tomé la referencia de la reseña (Crónica de la Provincia de San Miguel, lib.3, cap. 31.) y a buscar en "Linternet". Y bingo, helo ahí, buscar un poco en él, y ya está...


Cuenta que este beato nogaleño (no sabemos sus apellidos), estudió en la vida civil y después de pasar a la vida religiosa no quiso seguir la escuela ni el oficio del púlpito, por el amor que le tenía a la soledad y al silencio. A tal extremo llevó la cosa que, "fuera de los oficios del coro y del altar, y del acto de la confesión sacramental, nunca desplegó los labios a palabra alguna..."




Donde más tiempo vivió y finalmente se retiró y murió fue en el Monasterio Franciscano de Santa Marina de la Verde, en los Arribes del Duero, en el término de la localidad salmantina de Aldeadávila.




Cuenta que viviendo en el convento franciscano de Béjar, la señora duquesa quiso conocerle pues había oído hablar mucho de él y para que le diera consuelo espiritual. Y estando una vez en la iglesia, mandó al Guardián que hiciera bajar al de Nogales. 

Difícil se lo puso la duquesa, pero como otra de sus virtudes era la de la obediencia, bajó pensando por el camino como iba a salir del embrollo sin ofender a la señora, pues no quería romper su voto de silencio. Cuando se presentó ante ella, hizo una inclinación sin levantar los ojos y dijo: " He obedecido señora a mi prelado, y llegado aquí, mi vista importa poco o nada. En el cielo nos veamos" y diciendo esto se volvió sin que fuera posible detenerle.

Era tan rígido en su "virtud" de no hablar y obedecer que vaya como prueba otra anécdota más que tenéis fotografiada aquí al lado. Cuenta el autor que hubo un momento en que pareció humano, y después de tanto tiempo lejos de su patria -Nogales- deseó ver el siervo de Dios a sus hermanos. Pidió permiso a su superior y se puso en camino para verlos.

 Estando cerca del pueblo, se encontró a sus hermanos que venían del campo, los saludó y estuvo con ellos cosa de media hora en una ermita (La de San Juan, acaso), y de allí se despidió luego para volverse a su convento. Los hermanos, extrañados de la decisión, lo invitaron a que se quedara al menos una noche, pues había venido andando 50 leguas y tenía ya sesenta años. Él daba como escusa que el permiso del Prelado había sido para ver a sus hermanos, y que como ya los había visto, cualquier otra cosa excedía del tenor de la licencia. En realidad lo que no quería era faltar a su perfección hablando. 

En fin, un "adelantao" a su época en lo que hace al senderismo y Geoturismo. Santo varón. Lo mismo era tímido... Posiblemente vería el cielo por el retrovisor. Y es que, siempre se ha dicho, de Nogales al Cielo. Fíjense qué cielos más únicos tenemos por encima del cabezo.

   
Fíjense qué cielos más únicos tenemos por encima del cabezo.
¡Qué fijación con los Purgatorios, Señor! Pa mí, un "despegao de la familia"; eso es lo que era, "un despegao"


Posdata. Y yo me pregunto:¿No sé llamará Sierra de Frayandrés en vez Mariandrés? A lo mejor, al final, se quedó a hacer noche en la Cueva del Monje ....







No hay comentarios: